¿Eres una bruja?

A Love Ritual Autor de la imágen: Anhen http://anhen.deviantart.com/art/A-Love-Ritual-345629556

A Love Ritual
Autor de la imágen: Anhen
http://anhen.deviantart.com/art/A-Love-Ritual-345629556

Algunas de vosotras me escribís con dudas, confusas. Me contáis que mis palabras os resuenan, que sentís como propias muchas de mis experiencias, de mis pensamientos y sensaciones. ¿Soy una bruja? Me preguntáis. Y yo no sé qué responderos. Solo hay una persona en este mundo capaz de responder a esa pregunta, y esa persona sois vosotras mismas. Porque solo vosotras sabéis quiénes sois, y lo que sois en vuestro interior.

Para facilitaros esa respuesta os voy a contar una historia, os voy a contar quienes han sido las brujas a lo largo de la Historia, después, vosotras mismas decidiréis.

Las primeras brujas, ya en la Prehistoria, eran lo que ahora conocemos como chamanas. Personas que se comunicaban con los Dioses, y que hacían ritos y ceremonias en favor de su tribu. Además eran sanadoras y hacían rituales mágicos, hechizos, magia…

Con el tiempo, la Humanidad y sus creencias fueron evolucionando y estas chamanas (también chamanes) se fueron convirtiendo en sacerdotisas y sacerdotes de religiones más o menos organizadas y establecidas. La mayoría de ellas centradas en lo que realmente importaba a nuestra especie, la fertilidad de la Tierra, ya que era esto lo que garantizaba la supervivencia. En todas ellas la magia tenía un papel muy importante. Los hechizos y los sortilegios en los que se invocaba a los Dioses para favorecer cosechas, lluvia, abundancia, salud, amor… eran corrientes y naturales. Además de Sacerdotes y Sacerdotisas, había personas sabias en aldeas y pueblos que se mantenían más cercanas a las antiguas prácticas chamánicas. Casi siempre mujeres, sanadoras, parteras, ancianas sabias que orientaban a sus vecinos. Hechiceras y hierberas que comprendían el funcionamiento del mundo natural y su dimensión mágica.

Cuanto más aislado estuviera el poblado o la aldea, más cercanas a su origen se mantenían las antiguas tradiciones. Cuando un pueblo invasor llegaba imponiendo nuevos dioses y costumbres, la mayoría de las veces apenas daba una fina capa de barniz a las anteriores. Imaginad que vivís entre montañas, o en una pequeña aldea donde las cosas siempre son iguales. Tus padres, tus abuelos y los padres y abuelos de éstos, hasta donde puedes recordar, siempre han adorado a sus Dioses que les proveían de alimento y hogar, y siempre han realizado las mismas ceremonias, los mismos rituales en los mismos días señalados del año.  Un día llega un invasor, por ejemplo Roma, y te dicen que ellos también conocen a tus Dioses, pero les llaman de otra manera y que, a partir de ese momento, tú debes llamarles igual que ellos. Y lo haces, pero las ceremonias continúan casi iguales que antes y tú se las enseñas a tus hijos aunque ahora dirigidas a los antiguos Dioses con nombres nuevos. Tus hijos y nietos continúan con ellas, haciendo lo mismo hasta que llega otro invasor, esta vez el Cristianismo.

Al principio ésta nueva religión llegada de Oriente no afectó a la mayoría de la población. En realidad tardó muchos más siglos de lo que nos han contado en implantarse. El Cristianismo fue una religión de ciudad y su anexión fue más una cuestión política que un asunto de fe. Eran los reyes los que, buscando alianzas y poder, se convertían. Y si un rey era cristiano, todo su reino se consideraba cristiano. Pero en realidad sus súbditos, especialmente cuanto más alejados vivieran de la ciudad, continuaban adorando a los mismos Dioses que sus antepasados y honrándolos con las mismas ceremonias y rituales mágicos que aquellos. Eran las personas que vivían en los pagos (campo en latín), los paganos.

Pero de todos es conocido que los Dioses de las antiguas religiones son los demonios de las nuevas y el Cristianismo  se propuso convertirse en la única fe de Europa y del mundo, por lo que decidió acabar con lo que quedaba de las prácticas de las antiguas religiones, y para ello convirtió a aquellos antiguos Dioses de la fertilidad y la Tierra en demonios y construyó iglesias en la mayoría de los antiguos lugares de culto. Como la Humanidad es un animal de costumbres, fue difícil que abandonaran sus antiguas creencias, pero la Iglesia lo solucionó apropiándose de las festividades antiguas y de algunos Dioses convirtiéndoles en santos.

A pesar de ello, aún persistían mujeres que mantenían retazos del antiguo conocimiento. A veces casi intacto, otras veces sincretizado con elementos cristianos, y durante algunos siglos más, la Iglesia simplemente las ignoró al no considerarlas demasiado peligrosas. Pero tras la Edad Media, periodo más o menos tranquilo para estas mujeres, llegó el siglo XVI, la Edad Moderna. Y todo cambió. Grandes crisis sociales y económicas asolaron Europa durante los siglos XVI y XVII, hambrunas, corrupción política, revoluciones sociales, pestes…. El poder necesitaba un chivo expiatorio y lo encontró. Estas mujeres eran peligrosas, eran fuertes en sus comunidades, independientes, rebeldes, desafiantes. Eran mujeres que se atrevían a tener poder, a tener voz, a tener conocimiento… como los hombres. Y pronto los dedos que las acusaban se levantaron y surgió la palabra como un insulto, Bruja. Secuaz del Diablo. Amante de Satanás. Acusada de pactar con el Diablo para perjudicar a la especie humana y en especial, acabar con el cristianismo. Y la ola de miedo, terror, acusaciones sin fundamento y muertes se extendió por el mundo.

La inmensa mayoría de mujeres y hombres que murieron en aquellos siglos bajo la acusación de brujería no lo eran. Durante siglos el poder consiguió el arma perfecta para mantener a la población, y sobre todo a las mujeres, sometidas. Cualquier gesto podría ser sospechoso, cualquier mirada, cualquier palabra. Vecinos contra vecinos, familias contra familias, viudas herederas de tierras que otros codiciaban, suegras molestas, cualquier mujer que no necesitase a un hombre… cualquiera que sobresaliera.

Pero a pesar de ello, a duras penas y muy fragmentadas, las antiguas creencias, los antiguos Dioses, permanecieron. La magia, los hechizos, los rituales pervivieron. A veces puros, a veces con nombres cristianos, pero sobrevivieron.

Poco a poco, cuando el mundo se calmó, decidió que las brujas no existían y no habían existido nunca. Que la magia no existía. Que todas las antiguas creencias no eran más que supersticiones de personas incultas e iletradas. Y todo lo que una vez se reverenció, todo lo que más tarde se temió, ahora se despreció. Pero ni siquiera entonces desapareció. Todos los secretos y los misterios fueron guardados.

Y esto es lo que era una bruja, no un ser maléfico y sobrenatural seguidora del mal y acólita de Satán. No. Una bruja era la guardiana de los antiguos cultos de la Tierra. De las antiguas costumbres. Heredera de la magia, de hechizos y sortilegios y conocedora del mundo natural. Esa es la brujería.

Y ahora, en nuestros tiempos, las brujas somos todo eso y más. Ahora dedicamos nuestra vida a intentar recuperar lo que se perdió. Estudiando fragmentos, intentando comprender cómo debieron ser aquellas primeras religiones, tratando de reconstruir un pasado que jamás se olvidó del todo. Honramos a aquellos primeros Dioses, a nuestra Diosa Madre Tierra y Señora de la Luna, estudiamos el misterio de este planeta y de la Naturaleza, recordamos y enseñamos a otras el poder y la conexión divina que hay entre el cuerpo de una mujer y la Tierra y hacemos magia. Esto es, sobre todo, lo que define a una bruja. Hacemos magia. Hechizos. Sortilegios. Encantamos hierbas, piedras, talismanes, amuletos…. Embrujamos al mundo y a nosotras mismas.

Si tienes premoniciones, intuiciones o visiones eres vidente, no bruja. Si te comunicas con fallecidos no eres bruja, eres médium. Si sientes las emociones de otros o sus presencias, eres sensitiva, no bruja. La bruja es aquella que además de todo  eso (o no), hace brujería. Magia. Utiliza conscientemente las energías de la Tierra, las de los Dioses (les llame como les llame) y la suya propia mediante rituales y ceremonias que un día se prohibieron, para crear un cambio en el mundo que le rodea y en sí misma.

Aunque algunas no se sienten cómodas con la palabra, la gran mayoría sí lo hacemos. Las palabras tienen poder y nosotras nos llamamos brujas a nosotras mismas porque reivindicamos la limpieza de ese nombre. Reivindicamos el recuerdo de todas aquellas mujeres que murieron acusadas de algo que siempre fue falso, en nombre de demonios falsos, y condenadas por actos falsos.

Las brujas hemos sido siempre mujeres libres, fuertes y sabias. Guardianas del pasado y del antiguo conocimiento.  Hijas de la magia y maestras de brujería. Sólo eso. Todo eso.

Y ahora que ya conoces nuestra historia, puedes encontrar la respuesta a tu pregunta.

Está en tu corazón.

¿Te atreves a buscarla?

Hyedra de Trivia

(Eva Hyedra López)

Anuncios

26 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. LORE
    Sep 19, 2015 @ 14:35:56

    MUY CLARO,MUY FUERTE PARA MI,YA QUE DEBO ADMITIR,SI SOY UNA BRUJA

    Responder

  2. Carmela
    Sep 19, 2015 @ 15:29:37

    Claro que me atrevo, siempre diferente, siempre sola-aunque rodeada de personas-, siempre buscando, feliz ante la posibilidad de serlo, pero no sé.
    Te leo con emoción, también los comentarios de las demás. No se.

    Responder

  3. Gema Herrera
    Sep 19, 2015 @ 16:59:40

    No solo me siento identificada. Ea que puedo decir sin duda y bien orgullosa que yo soy una bruja. Gracias por tus palabras.

    Responder

  4. PATRICIA GUERRERO
    Sep 19, 2015 @ 17:35:07

    GRACIAS. SOY UNA MAS QUE ENCUENTRA SU CAMINO…

    Responder

  5. Patt Olvera
    Sep 20, 2015 @ 00:53:48

    Me queda clarimo, ya que siempre estoy en busca de nueva información, al pricipio crei que no pertenecia a este mundo, geavias!

    Responder

  6. Beatriz
    Sep 20, 2015 @ 10:38:10

    Claro que siii <3, en resonancia y aprendiendo a conectar con ella

    Responder

  7. Alda Odette
    Sep 20, 2015 @ 16:14:00

    Excelente investigación y reflexión… la tarea de quienes con orgullo aceptamos ser Brujas, es vivir con la responsabilidad que ello implica y reivindicar ante la sociedad el concepto y la tarea que conlleva este camino en la vida.
    Bendiciones .

    Responder

  8. rosa maria mata
    Sep 20, 2015 @ 17:40:55

    maravilloso mil gracias por compartir de bruja a bruja!!!

    Responder

  9. Elena
    Sep 21, 2015 @ 14:23:26

    Me encanta, ser, orgullosamente. Bruja!

    Responder

  10. Alejandra Muñoz
    Sep 21, 2015 @ 15:50:13

    Orgullosamente bruja

    Responder

  11. sierri
    Sep 22, 2015 @ 07:43:09

    Como buena bruja me has seducido con tus palabras. Aquí estoy, preparada para seguir mi camino.

    Responder

  12. Carolina
    Sep 22, 2015 @ 20:06:04

    Maravilloso… muchas gracias por compartir. Definitivamente soy Bruja.

    Responder

  13. Rocio
    Sep 23, 2015 @ 02:45:09

    Eres. Somos. Soy.

    Gracias

    Responder

  14. MíaLuz
    Sep 23, 2015 @ 03:13:31

    …Gracias!!! Estoy en proceso de autonocimiento…y de reedescubrir mi bruja…
    Quisiera saber un poco acerca de la importante del hombre en estas grandes mujeres, ¿causaban algún problema en su magia? o no había ningún problema?
    hablo por el hecho, del gasto energético que conlleva una transferencia sexual, y que bien esa energía puede ser utilizada para propios rituales.

    Responder

  15. rocío morales
    Sep 23, 2015 @ 13:10:19

    Porque las brujas siempre estamos solas? Nos rodea mucha gente y nos consulta mucha gente pero al final quedamos solas…… Ese es el precio que hay que pagar? O estamos haciendo algo mal?

    Responder

    • hyedra7
      Sep 26, 2015 @ 15:38:28

      Hola Rocío. Es cierto lo que dices, muchas brujas están solas. Puede que sea porque es más difícil encontrar gente como nosotras y hombres que nos comprendan. Pero no es imposible. La mayoría de las brujas que me rodean tienen pareja y un gran círculo de amistades también brujas y paganas. Incluída yo misma. Mi pareja es budista y nos respetamos, y tengo una gran comunidad pagana alrededor. También es cierto que he tardado años en conseguirlo, pero se puede. Busca otros cerca de tí, crea tu misma grupos y poco a poco dejarás de estar sóla. Y si necesitas ayuda para empezar, avísame y te ayudo.

      Responder

    • Alfriid
      Feb 16, 2016 @ 20:06:29

      Hola Rocio yo hombre o brujo jeje no estoy muy identificado con el termino perdon, me es mas chaman. Yo creo que tú inconcientemente te has alejado, precisamente por eso que nos comentan en el texto, que eran mal vistas, excluidas… quiza tu te sientas vista asi por las personas y muxhas veces no es que nos vean asi, sino que nosotros creemos que nos ven asi y entonces nos alejamos, muchas veces conciente o inconcientemente. El ser bruja no tienes que ser ni sentirte diferente a las demas, puedes convivir, reir, disfrutar, bailar… y no es que vayas por la calle dieciendo a todos que eres bruja, tampoco es eso, los demas lo van a notar en tu comprtamiento, tu forma de ser, de pensar, y quieran compartir mas contigo ya que trasmites tranquilidad, que das salud, amor, respeto por la naturleza…
      Saludos

      Responder

  16. Joss
    Sep 28, 2015 @ 17:58:36

    Bruja, por siempre bruja, como ayer, como ahora y mañana. Un afectuoso abrazo

    Responder

  17. Jesi
    Sep 30, 2015 @ 15:43:03

    que hermoso post enserio pero tengo dudas mayores sobre la magia y los encantamientos me podrias colaborar con eso?

    Responder

  18. Francesca Berardi
    Oct 11, 2015 @ 18:32:23

    Excelente articulo Hyedra7. Me identifico en lo que dices hasta tuve, por medio de una regresion medianica, revelaciones de vidas antepasadas donde ustuve encarnada como bruja en la Edad Media. Me quedo’ mas que claro que soy lo que soy y no le tengo miedo a no ser comprendida por lo demas porque como brujas definitivamente vibramos a un diferente nivel de conciencia que los demas. Saludos a todas!

    Responder

  19. Luna
    Oct 21, 2015 @ 14:41:23

    Me encanto! me encanto como describe ser bruja. Siento desde lo mas profundo ser bruja, desde mis antepasados y por el conocimiento que me transfirió mi abuela. En este momento estoy un poco perdida tratando de encontrar mi total llamado, pero ahi voy poco a poco en el camino de la verdad 🙂 Muchas gracias ❤

    Responder

  20. Hijo de la Luna
    Oct 25, 2015 @ 13:23:58

    Buenas tardes Hyedra, me encantan tus escritos y tengo una duda que me asalta, y es que en mi familia todas las generaciones hemos tenido algún don relacionado con la brujería y como bien comentas lo practicamos bajo diferentes nombres y religiones pero acaban siendo una misma cosa, ayudar y proteger a nuestros seres queridos.

    De mi generación soy el único que realmente desarrolla esta vida, pero tengo dudas sobre mi conexión con la femineidad y la naturaleza no es suficiente para considerarme brujo o bruja. No se si la referencia exclusivamente femenina de la conexión con los dioses es causa del neo significado católico de “bruja” o realmente es algo que se reserva a las mujeres de forma profunda.

    Responder

  21. Arlene Griselle
    Dic 01, 2015 @ 02:51:10

    Excelente!

    Responder

  22. Katya
    Dic 12, 2015 @ 20:28:30

    Claro! Todo hace sentido! Desde pequeña sabia que yo era algo mas, yo veía que habia magia en todo y que yo la hacia! Pero creciendo en una familia muy catolica me dava miedo decirlo o siquiera aceptarlo….pero hace un par de años por impulso me aleje de la iglesia y empeze a aceptarme a mi misma y comenze a experimentar la magia y me siento como pez en el agua, tengo visiones de vidas pasadas, de ceremonias y rituales, hiervas, posiones y aceites, me siento en comunion con nuestra Diosa Madre Tierra y con el Universo entero! soy un punto de conexión entre ambos…..
    Tengo el gran privilegio de ser una bruja!!! Y estoy muy agradecida por esto!
    Me encantaría conocer otras brujas platicar, crear juntas, crecer, recordar…..
    Gracias Hyedra por tu reportaje!

    Responder

  23. aggie gonza
    Ene 26, 2016 @ 21:16:37

    Gracias por la aclaracion. Yo siempre he visto, presiento, me siento muy feliz cuando estoy en la naturaleza. Desde pequena me ensenaron a trabajar las plantas. Un dia me llamaron bruja y yo dije quien yo. Estan locos. Pero si me ha venido de aclaracion saber quien soy. Muchas gracias de esta bruja blanca que lo que quiere es el bien para todos y el mundo.

    Responder

  24. Fernanda Lavanda
    May 17, 2016 @ 03:47:58

    soy una Hedge me agrada lo que enseñas ❤

    Responder

Cuéntame qué te ha parecido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacto

hyedra.deduir@yahoo.es
A %d blogueros les gusta esto: