Brujas debatiendo:¿Aprendices de todo o Maestras en vuestro camino?

405e4e63c93c2db3d6c07e6d72988c7e

No es la primera vez que el hecho de tener tanta información al alcance me llama la atención por sus ventajas y desventajas, y es que ahora que estoy más en contacto con vosotras a través de los talleres, me he dado cuenta del bombardeo al que estamos sometidas continuamente y sobre temas de toda índole y escuela. Esta facilidad de encontrar información unida a la natural necesidad de conocer y aprender que sentimos todos cuando comenzamos en este camino, están creando una situación que antes también se daba, aunque creo que en menor medida. Y es que, en nuestro afán por saber de todo, se corre el riesgo de picotear en muchos campos y tradiciones, conocer un poquito de todo, pero finalmente no llegar a ser bueno o experto en nada.

Reconozco que en mi época también pasé por esa fase, me costaba mucho decidirme por una sola cosa, y aún hoy, a veces, tengo que luchar contra mi inclinación natural a querer saberlo todo ya. Pero en aquella época tuve lo que ahora sé que fue una gran ayuda, aunque entonces no lo viera así, y es que al no tener mucho dinero unido al hecho de que apenas se publicaran obras sobre paganismo me obligó a leer y releer muchas veces los mismos libros, y practicar continuamente los mismos ejercicios, rituales y hechizos. Gracias a ello, cuando conseguía material nuevo ya había practicado, estudiado e integrado lo anterior.

Hoy día esto es muy difícil a menos que, voluntariamente, nos impongamos esta costumbre. Y reconozco que hay personas a las que, por su propia naturaleza, les cuesta un mundo limitarse a un solo campo de nuestro saber.

Por eso a veces me pregunto si lo que siempre he creído que es mejor, no lo es para todo el mundo. Mi opinión siempre ha sido que para conocer bien algo y poder comprenderlo y llegar a ser bueno en ello, tienes que dedicarle tu atención y tu tiempo. Y una vez lo conozcas y lo hayas estudiado, puedes dedicarte a aprender otra cosa. No estoy en contra de conocer varios caminos, todo lo contrario, pero sí creo que para comprenderlos es mejor hacerlo de uno en uno. Especialmente cuando hablamos de magia, paganismo, religiones y creencias. Si se picotea en todas las tradiciones pero no se profundiza en ninguna, nunca pasaremos de ser aprendices.

Pero como he dicho, esta es mi opinión. ¿Qué opináis vosotros? ¿Sois de los que aprendéis de todo al mismo tiempo porque sois incapaces de decidiros? ¿o de quienes se centran en una cosa y la dominan antes de pasar a la siguiente? ¿Preferís saber un poco de todo o ser realmente expertos en algo? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

Hyedra de Trivia

Brujas debatiendo: Herramientas de bruja, ¿Compradas o hechas por ti?

 

Regreso hoy después de un tiempo apartada por motivos de salud y lo hago con un nuevo debate de brujas. Hace mucho tiempo, cuando empecé a buscar mis utensilios de bruja, me encontré con que en España apenas se podía conseguir nada y, lo que había, en tiendas esotéricas que aún eran muy escasas, resultaba demasiado caro para mi bolsillo infantil. En revistas especializadas veía fotos de calderos preciosos, de pentáculos de altar con una decoración que hechizaba y tapetes y esculturas de Diosas con las que soñaba horas. Pero aún no existía internet y no tenía ni idea de cómo conseguir todas aquellas maravillas, así que no me quedó más opción que fabricarme mis propias herramientas mágicas.

Todavía hoy guardo y continúo usando muchas de ellas. Mi pentáculo sigue siendo el mismo. Aproveché un plato de madera especial para servir pulpo gallego, y le dibujé una estrella de cinco puntas hecha de gavillas de trigo. Una vieja palmatoria de cerámica de mi abuela sujetó durante muchos años mi vela de altar y una lata vacía de espárragos se transformó, gracias a unas cadenas y un poco de pintura de témpera, en un útil inciensario.

Y mi varita, mi preciosa varita. Todo el proceso de su creación fue tan bonito, desde la salida al bosque para encontrar la rama perfecta, hasta su lijado y consagración. Y la primera vez que la usé, con su pequeña piña pegada en la punta… me sentí tan mágica y cargada de energía.Con el tiempo ha sufrido modificaciones, sustituí la piña por un cuarzo y su color ya no es el mismo, pero aún me acompaña y la uso en muchos de mis rituales. También uno de mis primeros tarots fue creado totalmente por mí, lo encontré en un librito, y venía dibujado carta a carta y en blanco y negro. Me enamoré de él y como no tenía forma de conseguirlo decidí hacérmelo. Compré cartulina y rotuladores y durante tres meses me dediqué a recortar, dibujar y colorear aquellas cartas maravillosas que sigo usando. Y qué contaros de mi primer caldero, una vieja olla de cobre que me hizo pasar muchos momentos inolvidables viendo como ardía mi magia. Hoy día tengo otro de cobre y uno de hierro, pero guardo muy buenos recuerdos de aquel primer calderito tan sufrido.

Hoy en día tengo otras herramientas que he comprado. En la actualidad hay muchas tiendas tanto físicas como en la red donde podemos conseguir todo lo que las brujas necesitamos y a un precio bastante razonable, y aunque sé que con una buena preparación y consagración su resultado es inmejorable, reconozco que el hecho de crear tus propios utensilios los dotaba de una magia que los comprados no tienen o les cuesta mucho alcanzar. El hecho de pensar cómo conseguirlos, ponerte en marcha, hacerte con el objeto, modificarlo y consagrarlo para tu uso ya era todo un hechizo en sí mismo. Incluso de vez en cuando, aún hoy, recurro a crear mis propios objetos mágicos, porque disfruto del proceso y de su uso con una ilusión diferente. Y aunque no son una belleza en cuestión de estética y los de las tiendas son mucho más bonitos, la magia y el amor que he puesto en ellos los hace los más hermosos y poderosos del mundo para mí.

¿Y tú, cuáles son tus herramientas preferidas? ¿Prefieres comprarlas o tienes algunas que has hecho tu misma? ¿Me cuentas la historia de tus objetos mágicos?

Hyedra de Trivia

Brujas debatiendo: Brujas enamoradas

image

Muchas brujas tienen la suerte de compartir su vida con parejas paganas que comparten su fe y su forma de ver la vida. Pero no siempre se tiene esa suerte, sobre todo cuando ya tenemos cierta edad, llevamos cierto tiempo en el camino y en la época en la que empezamos era difícil encontrar a otros como nosotras, y no digamos ya enamorarnos.

Las parejas de las brujas pueden muy variopintas. Pueden ser personas muy espirituales sin seguir el paganismo y comprender la opción vital de la persona que quieren, tener largas charlas sobre las creencias de cada uno e incluso meditar juntos.

Otras serán agnósticas o ateas y no se involucrarán mucho en la opción religiosa de su pareja y otras pueden ser incluso fieles creyentes de otras religiones mayoritarias establecidas.

A veces, incluso siendo ambos paganos, cada uno sigue una tradición distinta.

Pero lo que todas las relaciones de las brujas tienen en común, por muy dispares que sean, es el respeto. Sin respeto por sus creencias, por su estilo de vida, por todo lo que ella considera sagrado, la bruja no se embarcará en una relación. Y ella ofrecerá lo mismo a quien comparta su vida con ella.

Esto da pie a mil anécdotas e historias, sobre todo al principio, cuando ambos se están conociendo y comprenden que su relación nunca será una historia de amor al uso.

Seguro que tú también tienes mil historias que contar sobre ello. ¿Cómo es tu pareja? ¿Cómo es vuestro día a día? ¿Crees que las parejas muy distintas pueden funcionar?

Hyedra de Trivia

Brujas debatiendo: Los inicios de una bruja. Maestras.

Estos días en los que estoy llevando a cabo el taller, conociendo a las chicas y observando cómo aprenden,  he estado recordando mis propios inicios. Cuando yo empecé a caminar conscientemente por este sendero. Creo que compré mi primer libro de hechizos antes de los 10 años, pero cuando quise buscar algo más serio, aprender de verdad de una buena fuente fiable, lo tuve difícil. En España aún no se publicaban buenos libros sobre paganismo o brujería. Y tampoco era fácil conocer a una buena maestra. Además no sabía por donde empezar a buscar.

Ahora veo en toda la gente que empieza mi misma curiosidad, mi misma ansia de saber. De conocer. Con una diferencia abismal: ahora tienen la oportunidad de aprender a un clic de ratón. Y el problema de ésta época con Internet y todo a su alcance es el contrario, hay demasiada información, la red está saturada. Hay muy buenos lugares de consulta pero también hay otros que no lo son tanto. Se publican muchos libros y se reeditan clásicos imprescindibles pero también hay otras publicaciones no tan buenas. El peligro ahora, además de la sobre información y la saturación, es la mala información.

Y junto con esta proliferación de publicaciones, otro de los peligros es la gran cantidad de maestras, gurús, guías, facilitadoras, etc. que hay últimamente. Tengo la suerte de conocer a muchas y puedo decir que son mujeres (y hombres) increíbles. Muy sabias, humildes y responsables. Verdaderas maestras. Pero hay algunas que no lo son. Yo he tenido mucha suerte, he de reconocerlo, nunca he conocido a una mala. Pero conozco testimonios de personas que lo han pasado muy mal al caer en malas manos. Gente a la que le ha costado mucho superar la desconfianza por todo el paganismo y la magia y volver al camino que su alma le pedía. Personas que han tenido que sanar heridas que otros causaron para poder seguir avanzando. Porque una mala maestra puede causar mucho daño.

Y todo ello me ha llevado a preguntarme por los inicios de los demás ¿Cómo fueron los vuestros? ¿Fue fácil o tuvisteis que esforzaros por encontrar libros o maestros que os guiasen? ¿Fue una buena experiencia o topasteis con desaprensivos? ¿Como os formasteis? ¿Cómo os gustaría que hubiesen sido esos inicios?

¿Me lo cuentas?

Hyedra de Trivia

 

Brujas debatiendo: Diosas y Dioses de las brujas

triple-goddess.jpg

 

Siempre hablo en mis textos de la Diosa y, ocasionalmente, del Dios. Sigo la tradición de la Diosa y para nosotros Ella es una con muchos rostros, al igual que Él. Pero no todas las  tradiciones y corrientes del paganismo y la wicca creen lo mismo.

Algunas creen en una sola conciencia creadora con dos rostros, uno masculino y otro femenino. Otras creen en diversos Dioses y Diosas individuales, normalmente estas corrientes adoran a panteones concretos como el griego, el nórdico o el egipcio. O están intentando reconstruir algunos menos conocidos como el celtíbero.

Aunque todos seamos paganos y pertenezcamos a las Religiones de la Tierra, no todos creemos de la misma manera en los Dioses, ni los honramos igual ni los vivimos igual. Pero siempre me han parecido muy interesantes las diferentes maneras en que lo hacemos.

En mi camino, honramos a la Diosa dentro de nosotras y también en todo lo que nos rodea. Vemos su rostro en cada rostro humano con el que nos cruzamos y en cada parte de su creación. Vemos a nuestro Dios en cada partícula de vida, en la fuerza que hace crecer la vegetación, en todo lo que es salvaje y libre y en el interior de cada habitante del bosque, de las montañas y los desiertos. Y también dentro de nosotras.

Y tú ¿Cómo vives a tus Dioses, a la Diosa, al Dios? ¿Cómo es tu experiencia? ¿Ella es Una, son Dos? ¿Un mismo principio creador con dos rostros, varias personalidades independientes…?

¿Cuál es tu historia con Ella, con Ellos?

 

Hyedra de Trivia

 

Brujas debatiendo:Los Ancianos de la Tribu

fb_img_1437129926321.jpg

Photography: The wise woman Author: Angela Harper https://500px.com/angelaharper

 

Hace tiempo vi un reportaje en el que una pareja de ancianos vivía sola y el hombre había tenido que llamar a emergencias porque su esposa se había caído de la cama, se había hecho daño y él no había podido ayudarla. Lo que más me impactó fue ver a aquél hombre llorando desesperado de impotencia y soledad.

En este mundo tan moderno, tan rápido, tan digitalizado y social, nos estamos dejando atrás a la mayoría de la población. Nuestros ancianos no nos siguen el ritmo, no pueden, se desconectan de la sociedad. Nosotros, sus hijos y nietos vivimos cada vez más centrados en nosotros mismos y en, los que tenemos cierta edad, no perder el tren del progreso.

El resultado es que ellos cada vez están más solos. Por suerte nuestra calidad de vida es buena y llegamos a edades avanzadas con relativa buena salud. Pero, ¿Qué pasa con estas personas de setenta y muchos, ochenta, que cada vez necesitan más ayuda y no la tienen? Están solos, enfermos, cada vez más desconectados de un mundo que ya no entienden sin nadie que les mire a los ojos y le diga: estoy aquí. Yo recuerdo quién fuiste, quién eres aún.

Tengo amigos solteros y sin hijos cuyo mayor miedo es envejecer solos. Yo misma me pregunto a veces como será mi vejez, y aunque el pasado tuvo sus cosas malas, una de las que sí eran buenas y hemos perdido es el cuidado a nuestros ancianos. Antes la tribu entera cuidaba de ellos, formaban parte de los Consejos, eran tenidos muy en cuenta y eran miembros valorados de la comunidad. Cuando ya no podían valerse por sí mismos, la tribu, el clan, lo hacía por ellos. Yo lo he vivido en mi familia, es lo natural para mí.

Los paganos decimos que estamos tratando de recuperar las antiguas tradiciones, las antiguas costumbres. Creo que una de las principales que deberíamos recuperar es ésta. El cuidado de nuestros Ancianos. Volver a venerar la sabiduría que da la experiencia y la edad, pero de verdad. Porque si tenemos suerte, todos vamos a llegar a ella.

¿Qué opináis? ¿Estamos a tiempo de cambiar esta tendencia o la individualidad se impondrá en todo, incluso entre las brujas?

Hyedra de Trivia

Brujas debatiendo: ¿Cuál es tu tradición?

fb_img_1440353122921.jpg

El Paganismo, la brujería, las Religiones de la Tierra cada día son más visibles y reconocidas. Pero dentro de nuestro mundo, hay muchos caminos diferentes, muchas tradiciones. La mayoría tenemos una base común también características muy parecidas. Pero otras presentan diferencias evidentes.

Me considero una bruja y una persona respetuosa y todas las tradiciones me parecen igual de válidas. Tengo amigos en varias de ellas y me encanta que me hablen sobre cómo son, cómo viven y sienten ellos el paganismo o la brujería (hay tradiciones de brujas que no se consideran paganas). Además, creo que el hecho de que la mía sea perfecta para mí, no significa que lo sea para todo el mundo.

Por eso me pregunto, vosotras, brujas que me leéis, ¿Qué opináis de las distintas tradiciones? ¿Cuál es la tuya? ¿Qué fue lo que te hizo sentir que esa y no otra era la tuya, tu camino?

¿Cuál es tu tradición?

Hyedra de Trivia

Brujas debatiendo: Hechizos de Amor

kitchen_witch_by_jane_aspen-d594ya7.jpg

Imagen: Kitchen Witch Autora Jane Aspen http://jane-aspen.deviantart.com/

 

Hoy es viernes y de nuevo Palabra de Bruja es vuestro. Últimamente algunas personas han contactado conmigo para pedirme hechizos o rituales para recuperar a sus ex parejas. Siempre me niego. Primero porque no suelo hacer trabajos mágicos para otros, y segundo, soy de esa clase de brujas que piensa que nunca se debe hacer magia sobre otra persona sin su permiso. Incluso si es para hacer algo bueno como sanación o cosas parecidas. Siempre, siempre, hay que pedir permiso antes.

Esto se aplica a los hechizos amorosos, nunca los hago. Entiendo y conozco la desesperación y el dolor que se puede llegar a sentir cuando la persona que amamos nos deja, pero no creo que una buena muestra de nuestro amor sea obligar a alguien a permanecer a nuestro lado contra su voluntad. Sería querer secuestrar su libertad.

Y por otro lado, cualquier persona se merece tener al lado a alguien que le ame de verdad. ¿Por qué tendríamos que conformarnos con alguien que en realidad no nos quiere, que preferiría estar con otra persona o lejos de nosotras? Merecemos alguien que nos quiera de la misma forma en que nosotras somos capaces de hacerlo.

Si de verdad amamos a alguien, la mayor prueba de amor (tanto hacia esa persona como hacia nosotras mismas) es respetar sus decisiones y darle libertad para elegir. Los únicos hechizos de amor que hago son aquellos destinados a potenciar el amor por mí misma, por todo lo que me rodea y sólo me los hago a mí o a quien me lo pida y me dé permiso.

¿Cuál es vuestra opinión sobre ésto? ¿Os lo han pedido alguna vez? ¿Tenéis alguna anécdota sobre ello?

La Palabra de Bruja es vuestra.

Contacto

hyedra.deduir@yahoo.es
A %d blogueros les gusta esto: