El reloj de la vida

Lo que de verdad importa Autor: Desconocido

Lo que de verdad importa
Autor: Desconocido

Hoy es mi cumpleaños. La Rueda ha girado 39 veces para mí desde que abrí los ojos por primera vez a este mundo y aunque he estado a punto de afirmar que los números no importan, que yo me siento igual y que por dentro soy la misma de siempre, sé que no es cierto. Durante esta semana no he podido evitar recordar mi vida y echando la vista atrás he comprendido que, no solo no soy la misma, sino que además, me alegro de no serlo.

Es verdad que no tengo la vida que pensé que tendría a esta edad, pero me gusta la que  tengo. Es mía. Me la he construido yo misma a base de lágrimas y risas. A base de triunfos y muchos fracasos. De amigos que estarán siempre y otros que se marcharon, de amores que serán eternos y desamores que también lo serán. De ciclos de encuentros y desencuentros con personas, pensamientos, acciones, conmigo misma…  Ha sido, y está siendo, una buena vida. No puedo arrepentirme de nada porque gracias a todo mi pasado, a todo lo que he hecho y también a lo que no he hecho, hoy soy quien soy y estoy donde estoy. Por eso, aunque sé que soy Hija de mi Pasado, también sé que soy Madre de mi Futuro. Cómo sea ese futuro y cómo lo viva, depende únicamente de mí.

A raíz de todo lo que he estado recordando y pensando estos días, he decidido que el regalo que voy a hacerme este año va a ser una declaración de intenciones para el resto de mi vida. Mi primera intención para este año, y los que me quedan, consiste en ser cada día más yo. Cada vez me importa menos lo que otros opinen de mí, me da igual que me juzguen, que me desaprueben o rechacen. No es asunto mío lo que ocurra dentro de sus mentes. Al final del día, cuando cierro la puerta y me quedo a solas, sólo quedo yo, y quiero sentirme feliz conmigo y con mis actos. Me gusta saber que soy fiel a mi misma, a mis gustos (por muy raros que sean), a mi forma de ser, a mi ropa, a mi forma de expresarme y sentir… Soy yo quien vive conmigo día a día, soy yo a quien tengo que gustar, soy yo quien debe sentirse orgullosa de mí. De nada me vale la aprobación de los demás si no me apruebo yo.

Voy a regalarme más magia. Sí. Más todavía. A veces el ritmo de vida que llevo no me deja tiempo apenas para hacer mis pequeños hechizos y rituales durante la semana, así que los relego al fin de semana, cuando se me acumulan con todas las demás actividades que quiero hacer y no disfruto tanto de ello como me gustaría. La magia requiere tiempo, preparación, concentración y un estado mental acorde. No es algo que pueda hacerse deprisa y a la ligera, me niego a convertirla en una obligación más. Voy a robar una hora al día para mí, solo para mi magia, para conectar con las fuerzas que mueven mi mundo y crear una nueva realidad con cada conjuro.

Voy a danzar cada día un poquito bajo la Luna llena cuando pueda, o a la luz de las velas en mi habitación cuando no. Voy a moverme al ritmo de la tierra y de mi alma todos los días para sentirme libre y recordar que, esté donde esté y haga lo que haga, siempre lo soy.

Tengo un corazón destrozado, roto en mil pedazos, y cada fragmento es la sombra de una batalla. Le he prometido que no voy a luchar más.  Las palabras amor y lucha no tienen cabida en la misma frase. Hoy sé que nunca hubo un enemigo y que aquello contra lo que siempre he  luchado, era yo misma obcecándome en lo que no estaba destinado a ser. Si duele, si te obliga a correr tras ello, si sientes que tienes que luchar por conseguirlo o conservarlo, es que no es amor. El amor verdadero se consigue y se conserva cuidándolo, sintiéndolo, y aprendiendo a comprender que cambia con el tiempo. Hoy sé que, lo que de verdad importa, es lo que te hace sonreír y sentirte amado al final del día. Aunque seas tú misma. Sobre todo, si eres tú misma.

Me voy a regalar más amaneceres que me recuerden que siempre hay un nuevo comienzo, una nueva oportunidad. También más atardeceres, para no olvidar que todo, hasta los finales más dolorosos, tiene una belleza gloriosa. Me voy a regalar más noches de luna y sueños, más paseos de bruja bajo las estrellas. Más citas conmigo misma para disfrutar de la brisa del mar en las noches de verano. Más domingos de invierno con mantas, sofás, cafés y libros. Más largas charlas conmigo para desentrañar el misterio que soy, y espero no hacerlo nunca del todo.

Me voy a regalar una vida en la que recordar el pasado no sea más importante que seguir creando recuerdos. Una vida en la que el mejor espejo sea el de mis ojos, y en el que la ropa perfecta sea la que me vale, no la que tenga la talla más pequeña. Una vida en la que la que el ideal de belleza sea el que marca mi rostro y mi cuerpo. Porque cada arruga, cada gramo, cada imperfección, es el reflejo de mis experiencias, y eso las convierte en lo más bello que he visto nunca.

Me voy a regalar aquello de lo que está hecha la vida, tiempo. Lo único que tenemos cuando nacemos, un determinado tiempo. Y hoy soy lo suficientemente mayor como para saber que no quiero malgastar el que me queda. No me siento vieja, aún queda mucho para eso. De hecho, cada vez tengo más ganas de jugar, de explorar, de descubrir cosas nuevas. Por dentro aún me siento una niña. Una niña sabia. Y aunque parezca extraño, las brujas sabemos que ese es el secreto de una buena madurez.

El reloj de mi vida avanza, segundo a segundo se va a cercando a su final, y aunque sé que aún puede quedarme más de media vida, quiero hacer que haya merecido la pena vivir cada momento de ella. El día de mi  muerte quiero poder pensar: Aaaahhh, qué maravilla. Lo que daría por comenzarlo todo de nuevo. Quiero poder mirar atrás y decir: Realmente viví.

El día en que todo acabe, quiero irme con un deseo.

Regresar.

Y ahora os dejo, me voy a celebrar que hoy comienza el resto de mi vida.

Hyedra de Trivia

(Eva Hyedra López)

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. mila
    Feb 27, 2015 @ 19:41:51

    me parece preciosososoo!!!!!! me encanta me emocinaaaa besicos gracias!!!!!

    gracias graciass

    Responder

  2. Jorge Fernando Domingo Sánchez
    Feb 27, 2015 @ 20:11:16

    “Lo que de verdad importa, es lo que te hace sonreir” ¡Felicidades! Yo llegué a esa conclusión bastante más tarde que tú y durante un tiempo excesivo, busque sin saber qué. Yo no pediré tantas cosas en mi cumple, solo una; La de intentar ser feliz, me sentiré bien si lo consigo. Un besote gordo.

    Responder

  3. mariablava
    Mar 02, 2015 @ 16:53:12

    Te regalas más magia y a la vez nos regalas más de tu magia a nosotros cuando te leemos…

    un abrazo Hyedra

    Responder

  4. Lourdes.
    Dic 12, 2015 @ 16:25:54

    Me. Encantó realmente. Ese pensamiento, es maravilloso, muchas gracias. .

    Responder

Cuéntame qué te ha parecido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacto

hyedra.deduir@yahoo.es
A %d blogueros les gusta esto: