La bruja perfecta

Círculo de brujas Autor de la imagen: Desconocido

Círculo de brujas
Autor de la imagen: Desconocido

Ahora que os tengo aquí reunidas y la tarde lluviosa se presta a cuentos e historias, os voy a contar un secreto. El fuego está encendido, la alfombra cubierta de cojines y las tazas están llenas de brebaje calentito y delicioso, así que acercaos a mí, arrebujaos en las capas y escuchad, os contaré un secreto.

La bruja perfecta, esa que sabe qué hacer exactamente en cada momento, la que conoce todas y cada una de las hierbas y sus poderes exactos, la que sabe en cada momento sin mirar el almanaque en qué fase exacta del creciente de la luna estamos  y en qué momento soplará el viento del sur el día indicado para hacer el hechizo que necesitamos.  La que conoce todas las particularidades de todas las Diosas de todas las mitologías, la que expresa una verdad incontestable cada vez que abre la boca y a la que nunca se le apagan las velas. Sí, esa. La que parece estar en conexión constante con el otro lado del Velo y ver continuamente los misterios de la Vida. La etérea y mística que jamás se exalta y es siempre dueña de sus emociones. La que siempre tiene una respuesta… Esa bruja, que lo sabe todo y es etérea y perfecta, escuchadme bien, esa bruja…  no existe.

Las brujas somos, como todas las demás, mujeres. Humanas. Y como tal nos equivocamos. Tomamos decisiones equivocadas y cometemos errores. A veces se nos queda la mente en blanco y olvidamos una invocación durante un ritual. O no tenemos ni idea de para qué se utiliza cierta hierba en la magia asiática. A veces hay cosas que simplemente no conocemos y no pasa nada por decir abiertamente: no lo sé. A veces nos ponemos nerviosas, algunas cosas nos dan miedo, y lloramos de tristeza y alegría.

También tenemos defectos, en algunos casos muchos, y trabajamos para mejorarlos, claro. A veces somos un poco perezosas, otras podemos enfadarnos con facilidad ante ciertos hechos, algunas somos impacientes y otras un poco impuntuales. A veces las circunstancias nos superan y explotamos como todos y necesitamos un descanso, o simplemente no nos apetece ser sociables en un momento dado, pero no nos auto castigamos por ello. Admitimos que esos defectos forman parte de nosotras y los aceptamos como rasgos de nuestra personalidad de los que debemos aprender para mejorar.

Tampoco somos seres místicos a todas horas, al menos la mayoría, y nos gusta disfrutar de los placeres terrenales. Nos gusta un buen vino, una cerveza con los amigos, una buena comida, el sexo, la risa y las fiestas. Y no por ello debemos sentirnos culpables ni pensar que nos estamos alejando de nuestro camino espiritual. No pasa nada si en lugar de ser brujas calmadas, seguras y tranquilas somos pasionales y apasionadas, volcánicas, justicieras que se rebelan ante lo que consideramos inaceptable, no pasa nada si es la mujer salvaje la que vive dentro de nosotras.

Tampoco debemos sentirnos culpables o menos brujas si no salimos a correr desnudas por los bosques cada luna llena. No pasa nada si lo hacemos vestidas. No pasa nada si en lugar de correr paseamos. No pasa nada si durante una temporada nuestras responsabilidades nos mantienen alejadas del bosque. Lo llevamos dentro. Ya iremos cuando podamos, él nos espera y sabe que regresaremos. No pasa nada si vuestra naturaleza es tranquila y no sentís el impulso de gritar y ser salvajes, si sois reflexivas y calmadas y no os sentís a gusto en los enfrentamientos.

No pasa nada…

Y tampoco pasa nada si a veces os inclináis por la introspección, el silencio y la meditación y otras veces queréis aullarle a la luna y bailar y reír a carcajadas hasta quedaros afónicas. Nadie ha dicho que debáis ser siempre de la misma manera, impasibles y estáticas como las rocas. Está bien bailar al son de vuestros vientos interiores, del ritmo que marque vuestro corazón en cada momento. Está bien seguir a vuestra sangre fluyendo por vuestras venas, lenta y firmemente a veces, rápida y tumultuosa otras.

Lo importante, lo que realmente os convertirá en grandes brujas, es que seáis vosotras en cada momento. Que os déis permiso para ser, con todos vuestros defectos y virtudes, y que no permitáis que nadie os diga si sois o no  buenas brujas porque no os comportáis como los demás esperan que seamos. Si realmente buscáis ser mejores personas, si sois  mujeres sinceras y honestas con los demás y con vosotras mismas, si os esforzáis para que vuestros hechizos y vuestra magia sean cada día mejores, si trabajáis y estudiáis para aprender (o recordar) el camino de la Diosa, y os comprometéis con vuestras creencias y con Ella, entonces seréis buenas brujas. No importa si lo hacéis gritando desde el centro de vuestro útero sanando las heridas de vuestro linaje y disfrutando de la libertad y el retorno a la naturaleza salvaje. O si lo hacéis desde la comprensión que otorga la meditación durante un ritual calmado y estructurado meciéndoos en las aguas del rio del tiempo. Lo que importa es que lo hagáis, y que seáis. Vosotras.

Nadie puede deciros cómo es la bruja perfecta. Nadie puede juzgar vuestra forma de caminar por este sendero. Nadie puede excluiros de este mundo mágico por no hacer las cosas de la manera  que otros piensen que es la única. Porque no hay una única manera de ser bruja sino tantas como brujas existimos. Jamás os sintáis menos que nadie. Nunca dejéis que os hagan sentir culpables por no ser como otras, porque no hay gurús entre las Hijas de la Diosa, sólo guías.

Y porque,  y ahora que os lo he dicho ya no es un secreto, la bruja perfecta no existe.

Por favor, no me guardéis el secreto…

 

Hyedra de Trivia

(Eva Hyedra López)

Anuncios

10 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. moni
    Oct 10, 2014 @ 19:08:12

    Y con los años te das cuenta de ello, de que no existe la bruja perfecta, que aunque lo intentes no podras ser lo que tu imaginacion crea…, y tarde o mas bien temprano tendras que lidiar con tu propia esencia, con tu imperfección sagrada, y del ritmo inebitable del reloj…., y amar, y dar vida, y hablar con unos y otros, que pagar facturar, quedarte en el paro…, y mas y mas, de lo real, de lo de todos…, la bruja se lleva ahi calentita, cerca del pecho.., y sin almanaques, ni rituales complejos, ver y sentir la magia en cada acto, en cada palabra, en cada mirada…, y comprender desde lo mas profundo, que la mejor magia es el amor!!!, te quiero hermana, benditas palabras

    Responder

    • hyedra7
      Oct 11, 2014 @ 07:12:17

      Sí, niña. Esa imagen que nos creamos de cómo debemos ser como brujas puede causarnos mucha frustración y muchas veces es tan irreal que nunca nos acercaremos a ella. Pero bien entendida puede ser un gran aliciente para continuar trabajando día a día. Nunca seremos “perfectas”, gracias a la Diosa, pero siempre nos esforzaremos por ser cada vez un poquito mejor. Y eso ya es mucho.

      Yo también te quiero 🙂

      Responder

  2. Mariela
    Oct 10, 2014 @ 23:12:50

    Sabias palabras Hyedra!!! Hay que salir de los estereotipos. Cada una es bruja desde donde puede. Gracias!!! Un abrazo y Bendiciones )O(

    Responder

  3. patricia kearney
    Oct 14, 2014 @ 17:32:40

    En realidad, todas somos perfectas, únicas y perfectas!!!! somos creación y cambio, somos inconsistencias, idas y vueltas, aire, agua, fuego y tierra……. es lo único que nos mantiene en evolución………. bienvenidas nuestras ” imperfecciones irrepetibles”.
    Besos!!!!

    Responder

  4. hyedra7
    May 26, 2015 @ 08:56:57

    Ese es el secreto que nos hace tan maravillosas, como tú muy bien dices Patricia, que nuestra perfección radica en saber que somos imperfectas y nos alegramos por ello. 😉
    Un beso ❤

    Responder

  5. ximena
    Jul 27, 2015 @ 00:14:14

    El mensaje perfecto para retirar toda culpa.

    Responder

  6. Lorena
    Jul 27, 2015 @ 16:15:37

    me ha parecido precioso y sobretodo reconfortable al poder permitirme ser yo misma. Gracias por tan maravilloso relato, me ha encantado ❤

    Responder

  7. maría
    Sep 25, 2015 @ 02:29:24

    Hola bruja hermosa!! Mi pregunta es…las que no fuimos sacerdotisas, ni chamanas…pero encontramos en nosotras un fuerte potencial mágico, que “arquetipo” podríamos ser?

    Responder

    • hyedra7
      Sep 26, 2015 @ 15:28:07

      Hola María. Pueden ser sabias, brujas, hechiceras, hierberas, sanadoras, parteras, místicas… pero todas, incluídas las chamanas y las sacerdotisas, forman parte del mismo arquetipo, la mujer espiritual, la anciana sabia. Sólo que, desde las chamanas de la prehistoria, evolucionó en varias facetas. En múltiples rostros.

      Responder

Cuéntame qué te ha parecido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacto

hyedra.deduir@yahoo.es
A %d blogueros les gusta esto: