Querida hija (aún) no nacida

Autor de la imagen desconocido

Autor de la imagen desconocido

No sé si tendré hijos, no sé si me dará tiempo. Pero  últimamente y por los momentos personales que estoy atravesando, pienso más a menudo en ello y en la clase de madre que sería y la clase de madre que me gustaría ser. A veces hablo con mi hija no nacida en mi mente. A veces le escribo mentalmente cartas como esta…

“Querida hija

Dudo  antes de traerte a este mundo. Adoro tanto la vida que saber que un día terminará supone un sufrimiento para mí, por eso no quiero crear a una persona que tendrá que enfrentarse al hecho de que algún día tendrá que morir. Pero si en algún momento llegas a estar aquí… Tal vez sea para que ames la vida tanto como yo. Para que puedas tener momentos perfectos, de total felicidad en los que todo tiene sentido y pienses: merece la pena. Tal vez porque en el fondo soy egoísta y quiero perdurar de alguna manera… aunque sea mi ADN. O en el recuerdo de alguien que sepa que existí cuando yo ya no esté…

Pero si llegas a nacer, sé exactamente lo que te diría. Sería algo así: cada vez que miro tu cara me pregunto quién serás. Qué clase de mujer llegarás a ser. En qué clase de persona te convertirás. Por mi parte haré lo posible porque seas libre. Has nacido de una bruja. De una mujer que siempre supo cual era su lugar en el mundo y que hará lo posible para que tú puedas buscar con total libertad el tuyo.  He recorrido el camino de las que siguen a la Diosa dentro de sí mismas y sé la maravilla que se esconde en el corazón de una mujer cuando se permite a sí misma serlo. Por eso, siempre respetaré tus decisiones. Intentaré no imponerte nunca mis ideas. Te ayudaré a encontrarte a ti misma en tu camino, no en el mío.

Sé que soy tu madre, pero nunca tu dueña. De persona a persona, respetaré tu vida por muy diferente que sea de la mía. Ya que yo tomé la decisión de dártela, dejaré que seas tú quien decida como vivirla. Sé que habrá momentos en los que estaremos más unidas que otros, pero en todos te querré. Te enseñaré desde niña a no dudar nunca, jamás, de mi amor ni del amor de quienes te rodean. Te enseñaré a quererte desde el principio, para que nadie nunca pueda  hacerte pensar que no mereces ser amada. Te enseñaré a rodearte de personas fuertes, con una autoestima sana, que nunca intenten destruir la tuya para sentirse superiores cuando lo consigan. Te enseñaré a defenderte cuando sientas que intentan infravalorarte. Te haré crecer sabiendo que nadie es más que tú, pero tampoco menos.

No podré protegerte siempre. No podré evitar que durante el transcurso de tu vida te mientan, te traicionen, te rompan el corazón… pero espero poder enseñarte a ser fuerte para superarlo, y a ser valiente para intentarlo de nuevo. Espero poder enseñarte a ser una mujer íntegra y comprender que aunque los demás se porten mal contigo, tú debes seguir siendo honesta y sincera. Nunca pagues daño con daño, porque serás tú quien más pierda con ello. Aléjate de quienes te hieran, déjalos ir en paz y nunca tendrás que arrepentirte de nada. Ni culparte de nada. Te enseñaré a pedir perdón cuando hieras a alguien y a perdonar cuando te hagan daño. Te enseñaré a hacer valer tu lugar en el mundo, un lugar merecido desde el mismo momento en que el que llegues a él. Te enseñaré a no agachar la cabeza ante nadie. Te enseñaré a defender tus ideas cuando tengas razón y a reconocerlo con humildad cuando no la tengas.

Te prometo intentar darte una niñez feliz, que asiente los cimientos de la adulta que serás algún día. Intentaré que crezcas sin amenazas ni chantajes.  Intentaré escucharte sin juzgar e intentaré no enfadarme ni frustrarme cuando piense que te estás equivocando. Intentaré decirte siempre la verdad y ser objetiva contigo. Te corregiré cuando te portes mal y te elogiaré cuando te portes bien.

No habrá creencias en castigos por ser mujer. Por ser feliz. Por ser libre. No habrá fuego eterno ni condenación para ti. No habrá pecado original. Por el contrario, te ofreceré la Tierra. Vivirás las estaciones conscientemente. Aprenderás a reconocer sus ciclos en ti. Te enseñaré el viaje de la Luna y celebraré contigo el día en que tu cuerpo empiece a fluir con sus mareas. Te enseñaré a celebrar la vida, no a temerla ni a sufrirla. Este viejo planeta no es un valle de lágrimas, sino una celebración continua. Te mostraré que la vida es lo que tú decidas que sea, dentro de las experiencias que te toque vivir. Te enseñaré a bailar con el mar y a entender el lenguaje del viento en los árboles. Te enseñaré que eres hija de la Tierra, no su dueña. Te enseñaré que no existe el pecado. Te enseñaré los caminos de la magia y de las brujas si así lo deseas, te enseñaré a vivir entre los mundos disfrutando de lo mejor de ambos si así lo decides. Te enseñaré a defender tu condición de mujer y defender a otras que lo necesiten. Y cuando elijas tus propias creencias, o no tenerlas, respetaré tu decisión. Y si decides explorar otras religiones, otros caminos espirituales, te facilitaré el camino. Porque será el tuyo, no el mío.

Te he prometido intentar todo esto porque no puedo prometerte  hacerlo. No voy a mentirte, y sé que la verdad es que no soy perfecta. A veces me equivocaré. A veces no sabré qué es lo mejor para ti. A veces estaré perdida y dudaré sobre cómo actuar… Pero siempre intentaré ser una buena madre. Siempre te diré la verdad porque quiero que tengas a alguien en quien puedas confiar plenamente, y ese alguien quiero ser yo. Y quiero que siempre confíes en que te querré seas como seas. Así, libre, única, tuya… no mía.

Querida hija (aún) no nacida. Si algún día llegas a esta vida, espero que sea larga. Espero que sea libre. Espero que sea feliz. Espero que a pesar de saber que un día terminará, tengas momentos de felicidad inmensa y pienses:

merece la pena.”

Y si tengo un hijo…

Bueno…

Esa es otra carta.

Hyedra de Trivia

(Eva Hyedra López)

Anuncios

7 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. moni
    Jul 14, 2014 @ 13:23:35

    Querida amiga, hermana…conmovedoras son tus palabras, pero lejos quedad de tu sentimiento de amor y libertad que solo tu alma de luz sabe.., como bruja y madre , intento esto con mi hija 7 tu lo sabes…, hemos pasado mucho, y no solo nosotras, sino nuestras ancestras tambien, y por ello intento desde el corazon y desde mi alma que mi hija sea una mujer integra, segura, llena de valores que equivocamente se alejan de toda dogma, de esos valores sencillos que todos e independientemente sean hombres o mujeres deben tener, de ser feliz y niña mientras pueda, o que diablos!, para siempre, que no tema a la muerte, pues forma parte de nuestra divina existencia..,y como tu me dijiste un dia, que el amor nunca duele y si duele no es amor. Se que como humano no soy perfecta, pero desde que soy madre la sencillez, es lo mas importante, aunque perdamos el equilibrio con problemas que puedan tener mundanos, siempre la luz y la diosa nos guia como madres brujas…

    Responder

    • hyedra7
      Jul 16, 2014 @ 08:11:21

      Tú ya llevas unos años en ésto de la maternidad (y para mí, siendo muy buena madre, la verdad) y sé que has aprendido mucho con ello. Y ahora, desde la experiencia, ¿Hay algo que cambiarías? ¿Algo que, desde nuestro punto de vista pagano, harías de otra manera o te gustaría haber tenido la posibilidad de hacer de otra manera?

      Responder

  2. moni
    Jul 17, 2014 @ 16:57:44

    Cambiaria muchas cosas, pero no cosas mias, sino esas cosas añadidas por esta sociedad y la familia enquilosada en unas creencias y maneras demasiado serias para mi, y para mi manera de ver el mundo. Desde que una mujer se aventura en ser madre, tiene que lidiar con arquetipos y situaciones que se escapan a su propia esencia, en mi caso, como mujer libre y pagana he tenido que enfrentarme a situaciones y convencionalismos de mi propia familia , y de la familia de mi compañero de viaje, tales como consejos de educacion, alimentacion y protocolos a seguir por ser los correctos, o porque ellos desde su experiencia ven que son los mejores en la crianza de un hijo. Como si fueses tonta, o demasiado ignorante como para no saberlo…., en mi caso y tu lo sabes, no he dejado que esos dichos y diretes me interfiriesen a la hora de educar a mi hija, pero como masa negativa, no te digo que no me hiciesen mas de una vez dudar den mi propia maternidad.
    Despues esta el mundo, el mundo loco, machista y competitivo en el cual vivimos, ese si que da miedo, pues a diferncia de los familiares que lo saben todo, y que si quieres los haces caso o si no, pues nada.., en el mundo y mas cuando esas pequeñas bellotas empiezan adentrarse, ya tu experiencia, tus valores y tu fe no vale, pues ellos, los pequeños son los que tienen que enfrentarse a la dura conpetitividad, marginacion mental o expiritual y demas mierdas que hay sueltas que lejos quedan de ser parte de la esencia del ser humano, pero que muchos, la mayoria defienden e imitan una y otra vez… Me preguntas si cambiaria algo? Si pudiese cambiaria el mundo, pero como no puedo, intentare enseñar a mi hija que aunque el mundo se torne gris y que todo parece poder comprarse, el amor, el respeto y la sencillez es lo mejor, lo intentare…, pero ella es libre de creer y ser lo que ella crea, aunque lejos quede de mi aprobacion…, eso para mi es la libertad, mi hija nace de mi, no es mia…

    Responder

    • hyedra7
      Jul 17, 2014 @ 17:23:42

      “Me preguntas si cambiaria algo? Si pudiese cambiaria el mundo, pero como no puedo, intentare enseñar a mi hija que aunque el mundo se torne gris y que todo parece poder comprarse, el amor, el respeto y la sencillez es lo mejor, lo intentare…, pero ella es libre de creer y ser lo que ella crea, aunque lejos quede de mi aprobacion…, eso para mi es la libertad, mi hija nace de mi, no es mia…”

      Y es por cosas como ésta, por pensamientos como éste, por lo que te quiero tantísimo como te quiero. Sé que Dara, cuando sea una mujer adulta, dará gracias por tener la gran madre que tiene.

      Responder

  3. moni
    Jul 17, 2014 @ 18:50:15

    Y parte de lo que soy, de la madre que tiene y tendrá Dara, te lo debo a ti, pues aunque el cambio es siempre personal, tú me ofreciste la llave para abrir la puerta hacia el amanecer, y en cada etapa, en cada caida, en cada ilusion, logro y paso…, querida amiga, hermana, compañera…., siempre estabas tú alentando mi existencia y haciéndome creer que todo error y llanto merecen la pena.., si tuviese que resumir mi existencia esta claro, que tu nombre apareceria en mayusculas.., te quiero muchisimo.

    Responder

  4. Maria del Carmen Vicente Hernandez
    Ago 05, 2014 @ 18:01:43

    Chicas,ustedes son unos inmensos seres de Luz!!! Mis hijos están aprendiendo a volar solos y espero de corazón haber enseñado con el ejemplo todo lo que ustedes mencionan. A mi también me ha resultado muy dificil vivir y educar en un mundo al que nunca sentí pertenecer y cometí muchos errores pero el peor creo que fue el haber desoído mi voz interior por mucho tiempo,ensordecida por las verdades que otros querían imponerme…Ustedes van por buen camino y practican el amor incondicional… no hay margen de error en esa forma de educar por mas obstaculos que tengan que sortear!!!!Este blog es un regalo para el alma!!Las saludo desde mi corazón de mujer,que siente como el de ustedes!!!!

    Responder

  5. hyedra7
    Ago 20, 2014 @ 14:28:03

    Maria del Carmen, muchísimas gracias por tus palabras. Desde que llegaste a este blog y me regalaste un poquito de tu tiempo leyendo y comentando, lo has hecho un poquito tuyo también. Me alegro de tenerte por aquí. Bienvenida.

    Responder

Cuéntame qué te ha parecido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacto

hyedra.deduir@yahoo.es
A %d blogueros les gusta esto: