Solsticio de Verano: El umbral a Tír Na nÓg

El umbral del crepúsculo

El umbral del crepúsculo

Mañana es el Solsticio de Verano, Litha, Midsummer, Alban Heruin… Una de las 8 festividades de la Rueda del Año pagana. El Dios Sol se impone a la oscuridad y viviremos el día más largo del año. Pero también debemos recordar que a partir de mañana cada día irá mermando su poder, y nuestro Dios, convertido en el cereal y frutos de la Madre Tierra que nos alimentan, se acercará poco a poco al momento en el que comenzará a morir para dar lugar a un nuevo ciclo. A un nuevo giro de la Rueda.

El Solsticio se ha celebrado desde el principio de los tiempos y aún hoy seguimos celebrando y guardando tradiciones específicas de esta noche, tanto paganos como no paganos. Es una noche de fuego, de hogueras, de magia y hechizos, de celebrar el verano. Es la noche en la que se recogen hierbas mágicas como la verbena, el hipérico, mandrágora… Hay rituales de agua, y de fuego (casi todos quemamos cosas en las hogueras) y hay leyendas… leyendas que dicen que esa noche se abren puertas y si no tenemos cuidado, podemos atravesarlas sin querer y sin saber si regresaremos.

Una de esas antiguas leyendas, de origen celta, cuenta que existe un lugar llamado Tir Na nÓg, el País del Verano. La tierra de las hadas. El país de la eterna juventud.

Dicen que hay ciertos momentos del año, sobre todo la noche del Solsticio de Verano, en los que ciertos lugares de la Tierra se convierten en portales. Umbrales en los que, si te descuidas y los cruzas, puedes desaparecer de este mundo y aparecer en Tír Na nÓg. Cuentan de gentes que un día desaparecieron y años después, incluso siglos, regresaron hablando de un país de los sueños.

Allí no pasa el tiempo, siempre es verano. Nunca hace frío ni calor, hay abundancia de comida y risas. No existen la enfermedad, la vejez, los problemas. Nadie nunca llora, nadie sufre ni siente tristeza. Todo es tranquilo. Suave. La vida pasa lentamente, en quietas oleadas, como el mar en los sueños.

Pero…, tampoco hay estallidos de felicidad. No conocen la salvaje alegría que se siente tras recuperar algo amado que creías perdido. No existe la esperanza producida por un nuevo nacimiento ya que allí no sienten la pérdida de la muerte. No saben lo sanador que resulta un ataque de llanto entre los brazos de alguien querido. No conocen la sensación de bien estar que te inunda cuando sabes que has ayudado a alguien que realmente lo necesitaba, o cuando alguien se convierte en tu apoyo. Jamás entenderán algo tan humano como la compasión y la gratitud.

¿Cómo van a sentir alegría si no conocen la tristeza?

¿Como van a echar de menos la felicidad,

si nunca sienten desesperación

ni la angustiosa agonía de la soledad?

Las brujas sabemos por qué El Hombre puede visitar Tir Nan´Og. Nuestras creencias nos cuentan que cuando morimos nuestras almas cansadas buscan un lugar donde reposar. Un lugar en el que descansar mientras asimilamos lo que hemos aprendido en nuestra última vida. Donde esperamos a los que hemos amado o nos reencontramos con ellos. Donde lamemos las heridas que nos produjo nuestra reciente y ajetreada existencia. Y sobre todo, el lugar donde entendemos. El dolor, la tristeza, la pena, la soledad, la enfermedad, la desesperación, las lágrimas… son tan necesarias para el alma como el sol para la vida. Nos permiten conocer, distinguir y disfrutar la alegría, la esperanza, la euforia, la felicidad y el amor.

Y cuando entendemos y comprendemos, es el momento de regresar a esta vida. Es el momento de nacer y comenzar de nuevo a vivir, a sufrir, a reír y a amar. A aprender.

Pase lo que pase siempre habrá esperanza, porque cuando estemos demasiado cansados para continuar, Tir Na nÓg estará allí, esperando para curarnos el alma.

Por eso, la noche de mañana, ¡celebrad la vida! Encended hogueras, bailad a su alrededor, meditad sobre lo que queréis que desaparezca de vuestras vidas, escribidlo en un papel y alimentad las llamas con él. Que el poder regenerador del Sol cuyo fuego todo lo purifica se lo lleve con él para nunca regresar. Y si paseáis por el bosque entre el crepúsculo y el amanecer, tened cuidado con los umbrales…

Feliz Solsticio a todos

Hyedra de Trivia

(Eva Hyedra López)

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Jorge Fernando Domingo Sánchez
    Jun 23, 2014 @ 14:23:14

    Ahora entiendo lo del papel en el fuego, en la próxima hogera prometo quemar algun que otro mal. De que vuelva ya no estoy seguro, pero que lo quemo seguro.

    Responder

Cuéntame qué te ha parecido

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Contacto

hyedra.deduir@yahoo.es
A %d blogueros les gusta esto: